> Inicio

> Quienes somos

> Contáctanos

> Correo BillingsMéxico

 

Búsqueda Billings:

Dificultades para concebir.

Se ha estimado que aproximadamente el 20 por ciento de las parejas que tratan de tener un niño, son incapaces de hacerlo.  Todavía la mayoría de las parejas no están preparadas para la infertilidad y no están consientes de que en muchos casos ello puede ser salvado.

La infertilidad puede provocar muchos sentimientos inesperados – aislamiento, falta de ayuda, culpa, cólera, desesperanza, y desdicha por el niño que no nace. Puede ser la causa de mutuas acusaciones, y crea exigencias en las parejas, la familia, y los amigos, cuyo apoyo y consejo son buscados.

Sin embargo, el consejo dado no siempre es exacto ni simpático. Y a menos de que estén científicamente bien fundamentadas, las sugerencias acerca de cómo salvar un  problema de infertilidad, pueden dañar aún más una relación ya distorsionada. Así que es importante buscar Doctores o Consejeros que sean conocedores de este campo.

Muchas parejas que desean un niño y que buscan la ayuda de un Doctor, eventualmente concebirán y darán a luz. Ellas puede que se hayan alarmado innecesariamente ante el retraso en conseguir un embarazo. En muchos casos todo lo que se necesita es tranquilidad, proporcionada por el discutir los procesos involucrados en la procreación y enfatizando que las relaciones aun dejando la  contracepción (hormonales), no garantizan un embarazo inmediato. El consejo acerca de hacer coincidir las Relaciones con la ovulación, frecuentemente prueba ser invaluable.

La infertilidad es usualmente definida como la incapacidad para concebir después de doce a dieciocho meses de relaciones sexuales sin contracepción.

La capacidad de concebir y dar a luz, alcanza su madures alrededor de la edad de los veinticinco años en ambos, hombres y mujeres. En las mujeres, la capacidad reproductiva declina entre los treinta y los cuarenta años, y desde entonces rápidamente, conforme se acerca la menopausia.

En los hombres, la fertilidad disminuye gradualmente alrededor de la edad de los cincuenta años o aun más temprano.

Muchas parejas que desean un niño y que buscan la ayuda de un doctor, eventualmente concebirán y darán a luz. Ellas puede que se hayan alarmado innecesariamente ante el retraso en conseguir un embarazo. En muchos casos todo lo que se necesita es tranquilidad, proporcionada por el discutir los procesos involucrados en la reproducción y enfatizando que las relaciones sin contracepción, no garantizan un embarazo inmediato. Los estudios indican que en aquellos que están tratando concebir, menos de un tercio conseguirán esta meta dentro del primer mes, solamente el 50 por ciento a los seis meses, y el 80 al 90 por ciento, a los dieciocho meses.

Causas de infertilidad

La infertilidad puede ser un problema temporal o permanente, y debiera de ser visto como el problema de una pareja, más que de un individuo

Los estudios clínicos y experimentales sobre el moco cervical que proporcionan las bases del Método Billings, han probado ser invaluables en el tratamiento de la infertilidad.

El reconocimiento del moco resbaloso, acoplado con la correcta coincidencia de las Relaciones con la Cúspide, ha probado ser un importante factor en el mejoramiento del manejo de la infertilidad en los años recientes.

Factores psicológicos: ansiedad, tensión

La investigación y el manejo de la infertilidad pueden por sí mismos tensionar a las parejas, y no es sorprendente que esto pueda incrementar la ansiedad, que a su vez puede afectar la fertilidad.

Las parejas que buscan ayuda pueden estar temerosas y ansiosas. La virilidad del hombre y la femineidad de la mujer pueden verse cuestionadas, y las investigaciones pueden parecer largas y amenazantes.

El hecho de que el embarazo frecuentemente ocurra cuando el estrés es eliminado de la situación, indica qué tan importantes pueden ser los factores psicológicos. Una indicación de su importancia, es el hallazgo de que el 30 por ciento de las mujeres que se someten a inseminación artificial dejan de ovular, u ovulan pobremente durante el período estresante del tratamiento, después de estar ovulando con normalidad previamente.

‘Después de tratar de tener un niño durante seis años sin éxito, mi esposo y Yo decidimos adoptar un bebé. Antes de los seis meses Yo estaba embarazada. Nosotros podemos solamente concluir que nuestra ansiedad acerca de concebir, obstruyó de alguna manera el curso normal de los hechos.’

La fatiga es algunas veces un factor contribuyente a los problemas de la infertilidad. Y un descanso del trabajo puede proporcionar la ‘cura’. El estrés debido al trabajo extra o la angustia emocional, están asociados con la baja fertilidad, tanto en los hombres como en las mujeres.
Cuando el problema de la infertilidad se convierte en una preocupación primordial, no es raro que una mujer sienta que ella está siendo vista  como una productora, más que como una mujer amada por sí misma.

‘Las cosas se estaban poniendo realmente mal. Yo había tenido varias pruebas al igual que Phil. Yo había llevado una gráfica durante ocho meses y todos me dijeron que todo estaba normal... La mejor cosa que usted me dijo después de enseñarme acerca del moco, fue que olvidara la gráfica y me concentrara en nuestra vida. Yo dejé el trabajo, tomé algunas clases de cocina, nos mimamos mutuamente un poquito y sucedió. Yo realmente sabía que estaba fértil. Cuando me relajé al hacer el amor – y vino a ser natural, no un ejercicio.’

Algunas veces ocurre la aparente infertilidad cuando la comunicación entre la pareja se rompe. Esto puede reflejarse en una sensibilidad nerviosa cuando uno toca al otro. Esta tensión puede ser una barrera para la concepción.

En un caso como éste, los esfuerzos consientes de ambos miembros de la pareja por mostrar una actitud amorosa y cuidadosa sin buscar recompensas sexuales, puede ayudar grandemente.

Los factores psicológicos pueden actuar provocando un espasmo doloroso de la vagina llamado vaginismo, o una inhibición de las secreciones que normalmente lubrican la vagina. Estas dos condiciones hacen difíciles las relaciones y emocionalmente estresantes para ambos miembros de la pareja, y esto puede afectar la fertilidad.

Aun cuando funcionen normalmente las trompas de Falopio, pueden ser afectadas por la ansiedad.

Mencionaremos los 6 requisitos para la fertilidad de ambos.

  • Ovulación con buenos niveles hormonales.
  • Esperma saludable.
  • Endometrio saludable.
  • Trompas de Falopio permeables y saludables.
  • Cérvix saludable.
  • Buena relación de pareja.

Debemos mencionar sin duda los factores que nos pueden dar pistas para evaluarnos y así tener la ayuda de los especialistas.

Ambos factores, masculino y femenino, contribuyen a la baja fertilidad.

Algunos factores masculinos que contribuyen son:

  • genético,
  • azoospermia o baja cuenta espermática;
  • anormalidades de los órganos de la reproducción (procreación), por ejemplo, testículos mal descendidos; enfermedades sexualmente transmitidas;
  • otros factores, por ejemplo, las paperas;
  • hormonal... baja producción espermática;
  • tabaquismo, marihuana;
  • drogas callejeras;
  • ciertas ocupaciones (por ejemplo, chóferes, cocineros,) en las cuales la temperatura escrotal es elevada, llevando a bajas cuentas espermáticas;
  • fatiga crónica;
  • Relaciones inadecuadas;
  • pobre relación de pareja.

Algunos factores femeninos que contribuyen son:

  •  la edad.
  • el estrés;
  • anormalidades de los órganos de la reproducción (procreación);
  • malformaciones o desórdenes gen éticos;
  • hormonal: tumores pituitarios, hiperprolactinemia, desórdenes tiroideos, quistes ováricos; disturbios de la ovulación debidos    contracepción química;
  • enfermedades transmitidas sexualmente: trompas bloqueadas, infección cervical; endometriosis;
  • obesidad/bajo peso corporal;
  • tabaquismo, marihuana;
  • drogas de la calle;
  • entrenamiento físico de alto nivel (atletas de elite);
  • fatiga;
  • pobre relación de pareja.

 
Examen físico de ambos miembros de la pareja incluyendo un examen
ginecológico completo de la mujer es sin duda de mucha ayuda, como también se debe hacer unas investigaciones que puedan incluir una evaluación de los niveles hormonales, una prueba (post-coital) de Huhner, una histerosalpingografía,  la laparoscopia y el ultrasonido.

LA PRUEBA DE HUHNER (LA PRUEBA POST COITAL)     Esta prueba incluye la colección de una muestra de moco del cérvix, alrededor de cuatro a doce horas después de las Relaciones, alrededor del tiempo de su Cúspide de la fertilidad, juzgada de acuerdo al moco. Un análisis del semen es hecho, estudiando el número, la actividad y la forma de las células espermáticas bajo alto aumento.

El valor de la prueba de Huhner, es que evalúa la compatibilidad del esperma de su pareja con su moco tipo fértil, y confirma que las Relaciones han depositado con éxito las células espermáticas dentro de la vagina.

La prueba debe coincidir con el moco fértil cerca, o en la Cúspide de la fertilidad, ya que las células espermáticas mueren rápidamente en un medio ambiente desfavorable sin moco.

La prueba de Huhner puede indicar una interacción compatible esperma-moco, o puede sugerir desórdenes de la producción de esperma, infecciones del cérvix o vaginales, moco hostil en el tiempo de la ovulación, o – muy raramente – la presencia de anticuerpos espermáticos que destruyen o dañan al esperma.

Sin embargo siempre debe tener en cuenta a los profesionales de la salud. Para conocer más sobre estos casos leer el libro mas vendido (más de un millón de copias en 22 idiomas)

El Método  Billings “El Conocimiento que toda mujer debe tener” Usando las señales naturales de fertilidad del cuerpo para conseguir o evitar el embarazo.

Dra. Evelyn Billings
& Dra. Ann Westmore

Temas Relacionados

> Artículos de interés

> Humanae Vitae, profecía de nuestro tiempo actual

> ¿A dónde van los fetos no nacidos?

> Los anticonceptivos orales causan osteoporosis

 

 
 
  Condiciones de Uso . . . Mapa de sitio . . . Webmaster . . . Woomb.org